Chal de Orenburg

imprimir

En Rusia existe un sello con la inágen del chal de Orenburgo

El chal de Orenburg, junto con samovares y matrioskas es un típico símbolo ruso. Los tejen a dos agujas y utilizan para ello lana de cabra de Orenburg que está hilada junto con un hilo base de seda o algodón.

Historia de chales de Orenburg

La historia de los chales se remonta al siglo XVIII cuando, después de la exposición internacional de París en el año 1857, los chales adquirieron fama y reconocimiento también en el extranjero.
La lana de las cabras de Orenburg es una de las más finas del mundo, su grosor es de 16-18 micras, por eso las prendas tejidas con esta lana son muy suaves y agradables, no pican. Además es muy fuerte, más fuerte que la de las ovejas.
Cabra de Orenburg

Cabra de Orenburg. Foto vía internet

Es muy curioso, pero las cabras de Orenburg solo se crían allí. En el siglo XIX los franceses intentaron llevarlas a Francia, pero no les salió bien. Las cabras necesitan una lana tan fina para conservar el calor en los duros inviernos de Siberia y por eso, el clima suave de Francia no ayudó nada. Las cabras se convirtieron en unas normales, con una lana gruesa y basta.
Chal es muy fino y ligero

Chal es muy fino y ligero. Foto vía internet

Existen varios tipos de chales de Orenburg:

  • chal simple – habitualmente gris, muy rara vez blanco, gordo y caliente. Habitualmente se usaba para uso cotidiano.
  • chal cuadrado (pautinka) tejido de lana de cabra hilada muy fino junto con hilo-base de seda. No se utilizaba para uso cotidiano, sino en caso de fiesta, porque los esquemas de tejido y la técnica era bastante complicada. Habitualmente se utilizaba lana más limpia y suave que para el chal simple, lo que también lo hacía más caro.
  • chal rectangular (palantin) muy fino, se teje parecido al chal cuadrado.
Hay dos pruebas para ver si el chal es lo suficientemente fino: si pasa a través de un anillo y si cabe en el cascarón de huevo de oca. A propósito, no todas las prendas bien tejidas pueden pasar estas pruebas porque cada hilandera hila la lana de distinto grosor y a veces prefieren tejer lana más gruesa.
Prueba de anillo. Foto vía internet

Prueba de anillo. Foto vía internet

Como hilo base para los chales cuadrados habitualmente se usa la seda (con menos frecuencia, viscosa o algodón) y la composición es una tercera parte seda y dos terceras lana de cabra.
En cambio, para los chales rectangulares se utiliza el algodón
Las mujeres vendiendo los chales en el mercado. Foto vía internet

Las mujeres vendiendo los chales en el mercado. Foto vía internet

Un desafío para tejedoras e hilanderas

Un buen chal de Orenburg está tejido con una lana bastante lisa: la hilandera primero hila una hebra de la lana de cabra bastante apretada que después tuerce sobre el hilo base de seda (o algodón). El chal – cuadrado o rectangular – al principio no parece muy mullido. Empieza ponerse mullido en el proceso de llevarlo. Y se puede llevar mucho mucho tiempo.
Hoy en día los chales se tejen también de otros colores, no sólo los clásicos gris y blanco. Foto vía internet

Hoy en día los chales se tejen también de otros colores, no sólo los clásicos gris y blanco. Foto vía internet

Una buena tejedora puede tejer dos chales cuadrados del tamaño mediano o tres chales rectangulares en un mes. Para tejer un chal grande o con un dibujo muy complicado se necesita un mes y medio. Cada chal es una obra de arte.
Si quieres tejer un chal de Orenburg, en “A todo punto” te puedo ayudar a entender su construcción y distintos puntos con los que puedes hacer dibujos.

2 respuestas a Chal de Orenburg

  • Mercedes Alastuey dice:

    Hola Guna, me encantaría tejer uno de estos chales, ¿sería posible que tu me facilitases la lana? si no es la misma seguro que sabes la que podría usar. Me gustó mucho tejer el sarma, nunca había hecho una labor construida de esta manera aunque el dibujo me era conocido y no me resultó dificil, pero estos chales son auténticas obras de arte y esos calados son todo un desafio. Ya me dirás alguna cosa, un saludo

    • GUNA dice:

      Hola Mercedes,
      Sí, te puedo facilitar algo de lana.
      Me alegro que te ha gustado tejer “Sarma”. Es un chal ingenioso, de una construcción distinta. Yo ya he tejido unos cuatro con distintas lanas. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos

  • Facebook
  • Instagram
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+

Para leer mejor

Zoom in Regular Zoom out