Receta de calcetines de punto “Todoterreno”

imprimir
calcetines¡Cuán agradable puede resultaros el tejido rápido y simple de unos pares de calcetines de punto! Son prendas indispensables que podéis confeccionar vosotras mismas sin ningún esfuerzo y que os proporcionarán la íntima satisfacción […]” escribe Ángeles Nadal en su libro Enciclopedia del punto. 

Estoy completamente de acuerdo con la Sra. Nadal: es muy cómodo y agradable llevar calcetines de punto hechos a medida. Por desgracia la descripción de la elaboración de los mismos en la Enciclopedia es bastante incompleta y poco comprensible así que he decidido usar otras fuentes (españolas y extranjeras), así como echar mano de mi experiencia como tejedora para escribir este patrón.

Información general sobre calcetines de punto

Los calcetines de punto habitualmente se tejen con 5 agujas de doble punta. Yo os aconsejo utilizar las agujas de bambú u otra madera porque son más ligeras y no tan deslizantes como las de metal.

Mis preferidas son las agujas de 2,25 mm. No son tan finas como las de 2 mm y no se deforman tanto, pero tampoco son tan gordas como las de 2,5 mm. En cualquier caso, la elección de las agujas depende de la lana y tensión de cada tejedora. En cualquier caso, está bien recordar que cuanto más tupidos los calcetines, mejor.

Se puede tejerlos también con uno o dos pares de agujas circulares, y hay personas a las que les resulta más cómoda esta forma. Sin embargo, en estas instrucciones vamos a hablar solo del método tradicional; es decir: con 5 agujas.

No hay duda de que los calcetines más cálidos son los que están tejidos de lana pura, pero esta lana se desgasta bastante rápido; sobre todo en las zonas de mayor roce: el talón y la puntera.

Antes, para tejer estas partes del calcetín, añadían a la lana una hebra de nailon, preferiblemente del mismo color.

Hoy en día, por suerte, ya disponemos en el mercado de lana de calcetines que no solo lleva la fibra artificial incorporada (habitualmente 75% lana, 25% nailon o poliéster) garantizado así a nuestras prendas una vida mucho más larga, sino que también está teñida en distintos colores, así que el calcetín puede salir de rayas sin cambiar de hebra.

Puedes comprar lana de calcetines en ovillos de 50 o 100 g. Para la elaboración de un par de calcetines de mujer necesitarás unos 70-80 g. Con un ovillo de 100 g puedes hacer unos del número 46.

Tradicionalmente los calcetines se tejen con 5 agujas de doble punta

Tradicionalmente los calcetines se tejen con 5 agujas de doble punta

Calcular los puntos

Medimos la circunferencia del pie por su parte más ancha, por lo general, sobre el juanete. Del número obtenido restamos un 10% para que el calcetín quede un poco más ceñido.

En nuestro caso el pie mide 24 cm, restamos 10% y obtenemos 21,6 cm que vamos a redondear a 22 cm.

Hacemos una muestra en el punto que vamos a utilizar para nuestros calcetines, que suele ser punto jersey (excepto en el elástico) y medimos cuantos puntos hay en 10 cm. Mediante una regla de tres, calculamos cuántos puntos tenemos que montar.

10 cm tiene 24 p = 22 cm tiene X p

X = 24 x 22 : 10 = 52,8

Redondeamos este número hacia arriba, teniendo en cuenta que es mucho más cómodo si este número es divisible entre cuatro: 40, 44, 48, 52, 56, 60…

El calcetín del ejemplo de este patrón tiene 56 puntos, 14 en cada aguja.

Montar puntos para la caña

Sujetamos dos agujas juntas y montamos sobre ellas los primeros 14 puntos, utilizando el método de hebras cruzadas, conocido como método de extremo largo o long tail cast-on en inglés. Podemos utilizar también el método del dedo pulgar porque el resultado es el mismo.

calcetines

Al montar los puntos sobre dos agujas, la primera vuelta se teje mucho mejor, más rápida y cómodamente

Este tipo de montaje hace que el empiece de calcetín sea muy flexible y, al montar los puntos sobre dos agujas, la primera vuelta se teje mucho mejor, más rápida y cómodamente porque los puntos no están tan apretados.

Sacamos una de las agujas, la unimos a otra y, otra vez sobre dos agujas, montamos los siguientes 14 puntos. Así seguimos hasta que tenemos todos los puntos repartidos en cuatro agujas.

Ponemos las agujas sobre una superficie plana para comprobar que los puntos no están retorcidos.

Ponemos las agujas sobre una superficie plana

Ponemos las agujas sobre una superficie plana

Para mejorar la unión del círculo de puntos y que el borde quede más uniforme, cruzamos el primer y el último punto de nuestro círculo de puntos. Así tendremos la unión firme que no se nos deshilachara ni hará problemas al esconder cabos.

SONY DSC

Pasamos el último punto que hemos montado en la aguja izquierda

Montamos el segundo punto por encima del primero

Montamos el segundo punto por encima del primero

Ponemos un marcador en los primeros puntos de la primera aguja. Así podremos orientarnos y saber siempre dónde empieza la vuelta. Además, el cabo que queda colgando también indica el comienzo de las vueltas. La primera aguja a la izquierda del cabo es la 1ª y le siguen todas las demás.

Caña y pernera

 

Siempre tejemos por fuera del círculo, de derecha a izquierda. Esto quiere decir que siempre (excepto cuando tejemos el talón), vemos el calcetín desde fuera.

calcetines

Siempre tejemos por fuera del círculo

Ahora tenemos varias posibilidades. Podemos tejer un elástico (2 puntos derecho y 2 revés o 1 derecho y 1 revés) unos 4-5 cm y, a continuación, empezar a tejer la pernera a punto jersey; o bien, utilizar otro punto sencillo que nos haya gustado. También podemos seguir con el elástico durante toda la caña (unos 12 cm). Esta es la versión que a mí siempre me ha gustado más.

Solapa del talón

Hay bastantes modos de  tejer el talón, pero para empezar vamos a aprender el más tradicional y en mi opinión,  también el más sencillo.

Dividimos todos los puntos en dos partes iguales y, a continuación, tejemos solo los puntos que están en la 3ª y 4ª agujas. Los puntos que están en las agujas 1 y 2 no participan en la formación del talón.

Para tejer esta mitad de puntos es más cómodo utilizar solo dos agujas en vez de tres, así que colocamos todos los puntos de la 3ª y 4ª agujas en una sola y tejemos una vuelta del derecho y otra del revés.

calcetines

Talón doble es también más resistente y decorativo

Para que el talón resulte doble (y así más resistente y decorativo) tejemos de la forma siguiente:

1ª vuelta: 1 punto pasado sin tejer, *1 punto derecho, 1 pasado sin tejer,* repetir de * a * hasta que queda 1 punto, tejerlo del revés.

2ª vuelta: se teje del  revés, pasando primer punto sin hacer.

3ª vuelta: 1 punto pasado sin tejer, 2 puntos derechos, *1 pasado sin tejer, 1 derecho* (lo mismo que la 1ª vuelta, pero invirtiendo el orden).

4ª vuelta: se teje del revés, pasando primer punto sin hacer.

Repetimos estas 4 vueltas hasta que se ha alcanzado la longitud del talón.

La longitud del talón la calculamos de siguiente manera: tenemos que tener el mismo número de puntos orillo (ese primer punto que no hemos tejido nunca en las vueltas impares) como número de puntos en una aguja. Acabamos con la vuelta del revés.

Tenemos que tener el mismo número de puntos orillo como número de puntos en una aguja.

Tenemos que tener el mismo número de puntos orillo como número de puntos en una aguja

En el caso de nuestro calcetín de punto de muestra, tenemos  14 puntos orillo; eso quiere decir que en total hemos hecho 28 vueltas.

Casquete o vuelta del talón

La parte redondeada del talón la hacemos menguado puntos. Dividimos todos los puntos del talón (incluyendo los puntos orillo) en 3 partes. Si el número no es divisible por 3, añadimos los puntos restantes a la parte central.

En nuestro calcetín de muestra, el talón tiene 28 puntos. Los dividimos en 3 partes: 9 – 10 – 9 puntos.

Podemos seguir reforzando el talón porque la vuelta del talón es el sitio donde más se desgasta.

En nuestro calcetín de muestra, el talón tiene 28 puntos. Los dividimos en 3 partes: 9 - 10 - 9 puntos.

En el centro todo el rato tenemos 10 puntos

1ª vuelta (lado del derecho): tejemos del derecho todos los 8 puntos (de 9) de la primera parte, el 9º lo tejemos junto con el 1º de la segunda parte. Ya hemos disminuido 1 punto.

Tejemos 8 puntos más, pasamos  un punto sin hacer, tejemos el siguiente, pasamos el no tejido por encima y tiramos suavemente de la hebra.

Ahora mismo en los dos lados tenemos 8 puntos y en el centro 10 (como al principio).

Damos la vuelta a la labor aunque aún nos queden puntos en la aguja izquierda.

2ª vuelta (lado del revés): primer punto lo pasamos sin hacer y tiramos suavemente de la hebra. Tejemos del revés  8 puntos o todos los puntos de la parte central excepto el último. Este punto lo tejemos del revés junto con el siguiente que va a ser el primero de la primera parte del talón donde quedan 7 puntos.

Damos la vuelta a la labor.

3ª vuelta (lado derecho): primer punto lo pasamos sin hacer y tiramos suavemente de la hebra. Tejemos del derecho todos los puntos de la parte central del talón  (8) menos el último que pasamos sin hacer, tejemos el siguiente, pasamos el no tejido por encima.

Ahora mismo en los dos lados tenemos 7 puntos y en el centro 10 como al principio.

Damos la vuelta a la labor.

Repetimos la 2ª y 3ª vuelta hasta que solo tenemos en la aguja la parte central del talón (10 puntos).

Repetimos la 2ª y 3ª vuelta hasta que solo tenemos en la aguja la parte central del talón (10 puntos).

Repetimos la 2ª y 3ª vuelta hasta que solo tenemos en la aguja la parte central del talón (10 puntos).

Unión de talón y empeine

Esta parte de nuestro calcetín la tejeremos de nuevo en círculo. Con la aguja en la que tenemos los puntos del casquete cogemos los puntos a todo lo largo del talón. En el caso de nuestro calcetín de muestra tenemos 14 puntos nuevos. Así ya hemos conseguido la unión al empeine o garganta de pie.

Así ya hemos conseguido la unión al empeine o garganta de pie

Así ya hemos conseguido la unión al empeine o garganta de pie

Para que no se cree un agujero feo, aumentamos también un punto en la unión de las agujas 4ª y 1ª.

Lo hacemos de la siguiente manera, cogemos una hebra en la aguja izquierda y la tejemos por detrás. Así el punto queda retorcido y el agujero se cierra.

Ahora en la 4ª aguja tenemos 25 puntos: 10 del casquete y 15 que hemos hecho a lo largo del talón.

Tejemos todos los puntos (14+14) que tenemos en la 1ª y 2ª aguja. Podemos seguir el mismo dibujo con el que hemos hecho la caña o tejer la parte de pie en punto jersey.

Con una aguja libre cogemos el mismo número de puntos (15) que hemos hecho antes en el otro lado del talón (sin olvidar tejer el primer punto retorcido) y tejemos la mitad (5) de los puntos del casquete. Ya tenemos todos los puntos distribuidos en cuatro agujas otra vez.

Ya tenemos todos los puntos distribuidos en cuatro agujas otra vez

Ya tenemos todos los puntos distribuidos en cuatro agujas otra vez

Tenemos que asegurarnos de que en la 3ª y 4ª aguja tenemos más puntos (20) y, además, su número coincide. Estos puntos son necesarios para que podamos ponernos el calcetín, quepa el talón y en el empeine no quede demasiado apretado.

Menguados en cuña

Ha llegado el momento de disminuir paulatinamente los puntos sobrantes. Antes de esto hacemos 2 vueltas al derecho.

Tejemos en círculo y simultáneamente disminuimos los puntos sobrantes de la 3ª y 4ª agujas en cada segunda vuelta. Para que los menguados no nos molesten al andar, los hacemos en ambos lados de pie, es decir, al principio de la 3ª aguja y al final de la 4ª.

Tejemos en círculo y simultáneamente disminuimos los puntos sobrantes de la 3ª y 4ª agujas en cada segunda vuelta

Tejemos en círculo y simultáneamente disminuimos los puntos sobrantes de la 3ª y 4ª agujas en cada segunda vuelta

En las vueltas de disminución, al principio de la 3ª aguja siempre pasamos un punto sin hacer, tejemos el siguiente y montamos el que no hemos tejido. Tiramos suavemente de la hebra.

Sin embargo, al final de la 4ª aguja simplemente tejemos dos puntos juntos del derecho. Tiramos suavemente de la hebra.

Cuando en estas agujas de nuevo tengamos el mismo número de puntos que antes de comenzar el talón (en nuestro ejemplo, 14), continuamos tejiendo recto hasta cubrir bien el meñique.

Menguados de la puntera

Igual que pasa con el talón, también existen muchos modos de menguar los puntos de la puntera. Más adelante podremos seguir investigando y buscando el que más nos guste, pero ahora, para acabar nuestro calcetín, vamos a aprender el más sencillo de ellos.

Consiste en tejer juntos del derecho los dos últimos puntos de cada aguja. Lo hacemos hasta que en cada aguja queden solo 1 o 2 puntos.

Para menguar la puntera tenemos que tejer juntos del derecho los dos últimos puntos de cada aguja. Lo hacemos hasta que en cada aguja queden solo 1 o 2 puntos

Para menguar la puntera tenemos que tejer juntos del derecho los dos últimos puntos de cada aguja. Lo hacemos hasta que en cada aguja queden solo 1 o 2 puntos

Después cortamos la lana, la enhebramos en una aguja lanera para meterla a través de todos los puntos restantes con un remate final perfecto.

Escondemos los dos cabos y ¡ya está! El calcetín está terminado. Para poder disfrutar de nuestro esfuerzo y tener los pies calentitos, solo tenemos que tejer el segundo calcetín  del par.

calcetines de punto

Escondemos los dos cabos y ¡ya está!

6 respuestas a Receta de calcetines de punto “Todoterreno”

  • Reina dice:

    Me gustaria hacer los calcetine pero se me hace muy complicado y veo q son precioso y que quedan muy perfecto me gustaria aprender hacerlos

    • GUNA dice:

      ¿Dónde vives, Reina? Si es en Madrid, puedes venir al taller y en unas cuatro clases ya los tendrás hechos. Si no, podemos hacer unas clases por Skype y te ayudo igual, pero virtualmente.
      Y claro, siempre puedes hacerlo tú sola con ayuda de tutorial.

  • Alejandra dice:

    Gracias , por tan buenas explicaciones, son perfectas, ya practicare con estas . Muchísimas gracias por el trabajaso que te has tomad un saludo alejandra

  • Amelia dice:

    Hola! muy buenas explicaciones! probaré a hacer unos siguiéndolas; pero tenía interés en hacerlos empezando por la puntera, por ajustar la altura del calcetín según vea sobre la marcha y por gastar la lana al completo.
    Tienes también las explicaciones para hacerlos así??

    • GUNA dice:

      ¡Gracias, Amelia!
      Que tengas suerte con los calcetines. Si tienes alguna pregunta, no dudes en escribirme.
      Estoy pensando en hacer un tutorial como tejer dos calcetines a la vez. A lo mejor después hago también uno de la puntera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos

  • Facebook
  • Instagram
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+

Para leer mejor

Zoom in Regular Zoom out